El Consejo de Ministros ha aprobado hoy un real decreto por el que se declara Bien de Interés Cultural, con la Categoría de Monumento, al Sepulcro Megalítico de Son Olivaret en Ciutadella (Menorca) y, en consecuencia, se inscribe en el Registro General de Bienes de Interés Cultural.

Sepulcro Megalítico de Son Olivaret en Ciutadella (Menorca)
Sepulcro Megalítico de Son Olivaret en Ciutadella (Menorca)

La declaración de Bien de Interés Cultural se realiza de conformidad a la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español, que tiene por objeto la protección, acrecentamiento y transmisión a las generaciones futuras del Patrimonio Histórico Español.

El Sepulcro de Son Olivaret es una destacada construcción de la prehistoria menorquina tanto por sus especiales características arquitectónicas, como por la propia antigüedad del monumento. Está situado en un espacio de titularidad estatal adscrito al Ministerio de Defensa, habiendo sido utilizado como batería de artillería militar.

batería de costa de Son Olivaret
Acceso a la batería de costa de Son Olivaret, en Ciutadella, hoy en desuso.

El monumento funerario presenta una larga cronología de ocupación, representada por los materiales hallados en su interior, en diferentes niveles arqueológicos cuyo horizonte más reciente se sitúa en el siglo VIII a.C.

Respecto a su estructura, la losa absidal presenta unas características más arcaicas que se pueden poner en relación con otros paralelos conocidos, como Cambous y Le Pouget, en el Languedoc (Francia). También, el monumento presenta fuertes semejanzas con la tipología de Prototumbas de los gigantes sardos, más en concreto con el conjunto funerario de Pranu Muttedu (Gony-Cerdeña).

Sepulcro Megalítico de Son Olivaret en Ciutadella (Menorca)
Sepulcro Megalítico de Son Olivaret en Ciutadella (Menorca)
Fuente de la Imagen: http://imatgesdemenorca-magda.blogspot.com.es/2017/02/sepulcre-de-son-olivaret-protonaveta.html

Los informes sobre el bien, emitidos por la Real Academia de Bellas Artes y la Real Academia de la Historia, ponen de manifiesto que este sepulcro megalítico es de especial relevancia arqueológica, y por tanto, la necesidad de garantizar la integridad física del yacimiento exige su protección jurídica como Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento, evitando con ello la posibilidad de agresiones que supongan un impacto negativo sobre el monumento, como pueden ser las derivadas de posibles labores agrícolas, nuevas construcciones, o cualquier alteración de la topografía actual, propiciando al mismo tiempo su futura recuperación.