En el año 2003 la Dirección General de Patrimonio Histórico puso en marcha el Plan de Yacimientos Visitables, una herramienta de investigación, protección y difusión del patrimonio arqueológico cuyo objetivo es acondicionar los principales yacimientos de la región para su visita pública y proporcionar a la ciudadanía elementos de identificación con su pasado y su territorio.


Desde entonces, el Plan se ha consolidado como un instrumento eficaz a la hora de definir los objetivos y los criterios que deben guiar las actuaciones de conservación, investigación y difusión del patrimonio arqueológico, al tiempo que ha permitido dotar de infraestructuras y mejorar la accesibilidad a los principales yacimientos arqueológicos de nuestra Comunidad. Todo ello, en colaboración con las Corporaciones Locales y respetando los principios de equilibrio territorial, economía de medios y sostenibilidad.

El Plan de Yacimientos Visitables cuenta con enclaves abiertos al público y otros que se encuentran en fase de estudio. La incorporación de cada yacimiento se realiza de acuerdo a criterios científicos y técnicos. Además se tienen en consideración aspectos como: la naturaleza del yacimiento, el entorno medioambiental, su singularidad en relación con el contexto histórico-cultural en el que se insertan, el estado de conservación, la titularidad y la gestión, el grado de protección, la accesibilidad, etc.

Casa romana de Hippolytus. Alcalá de Henares

La exposición al público de cada yacimiento pretende conectar a la sociedad con su pasado y mostrar las transformaciones físicas y culturales acaecidas en nuestra Comunidad desde los primeros estadios evolutivos anteriores a la presencia humana hasta la actualidad. Para ello, los proyectos de intervención deben incluir, al menos, estos tres aspectos esenciales:

  • Acondicionar, adecuar y, en su caso, dotar al yacimiento de las instalaciones o infraestructuras necesarias para garantizar su conservación y su transferencia social.
  • Interpretar el yacimiento a partir de las investigaciones científicas realizadas y difundirlo mediante un discurso accesible a la ciudadanía.
  • Incorporar el entorno ambiental y el paisaje al discurso museográfico.

Como consecuencia, los trabajos de acondicionamiento y musealización se proyectan siempre buscando la menor intervención posible, recurriendo a diversas técnicas para la conservación de elementos singulares y con bajo coste de mantenimiento.

Los enclaves incluidos en el Plan de Yacimientos Visitables disponen de paneles informativos y elementos de señalización para facilitar su recorrido y comprensión. Todos estos elementos, al igual que el material empleado para la divulgación del Plan, siguen una línea gráfica común que facilita su identificación.