Las ciudades y los reinos sumergidos son casi algo de leyenda, siempre nos dejan perplejos cuando suelen aparecer cosas así. Hace unos días, un grupo de arqueólogos, de la Universidad de Van Yüzüncü Yılha, han localizado una gran construcción en lo profundo del lago Van, en Turquía, el lago más grande del país.

Isla Akdamar, Lago de Van

Las ruinas, de lo que parece un castillo, podrían tener unos 3.000 años de antigüedad y estaría ubicada en la época del Reino perdido de Urartu (también llamado reino de Van), una civilización que prosperó en la zona desde el siglo IX al VI antes de Cristo, en plena Edad de Hierro.

Caldero de Urartian, en el museo de las civilizaciones de Anatolia, Ankara
Caldero de Urartian, en el museo de las civilizaciones de Anatolia, Ankara

Según declaraciones de Tahsin Ceylan, jefe del equipo del buceo en el proyecto arqueológico, lo que estaban buscando era indagar en al leyenda del “monstruo del Lago Van”, la típica leyenda local de los pueblos cercanos a un lago, pero lo que han descubierto es una ciudad perdida.

”Había un rumor de que podría haber algo bajo el agua, pero la mayoría de los arqueólogos y funcionarios de la zona nos dijeron que no encontraríamos nada”, explicó Tahsin Ceylan, en declaraciones al diario turco Daily Sabah.

Tahsin Ceylan

El castillo se extiende en alrededor de un kilómetro, con paredes tan altas como 3 o 4 metros, y está en buen estado gracias a las aguas alcalinas del lago. El equipo no ha podido comprobar si esos muros tienen más altura, ya que podrían estar enterradas en sedimentos del lago.

Los investigadores creen que el nivel del agua era mucho menor hace tres milenos, aumentando lentamente en el tiempo para cubrir partes de la ciudadela y del poblado que estaría, seguramente, a su alrededor.

(foto: aa.com.tr)

Ya se habían localizado otras partes del antiguo asentamiento de Urartu en la zona, cerca de la costa, y son objeto de estudio arqueológico.

“Muchas civilizaciones se han colocado alrededor de Lago Van,” dijo Ceylan. “Llamado el lago del ‘alto mar’ (…) estamos trabajando para descubrir esos ‘secretos’ del lago.”

El trabajo va poco a poco dando sus frutos. El año pasado el equipo también descubrió un campo de 4 kilómetros de cuadrados de estalagmitas que llaman “la chimenea submarina de las hadas” y lápidas de la era Seljúcida, de hace unos 1.000 años.

Este año anunció el descubrimiento de un barco ruso que pudo haberse hundido en 1948.

“Ha sido un milagro encontrar este castillo bajo el agua. Los arqueólogos vendrán aquí a examinar la historia del castillo y ayudarnos a extrar toda su información” dijo Ceylan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here